¿CÓMO PUEDES LLEVAR TU EQUIPO A AUMENTAR SU PRODUCTIVIDAD Y ALCANZAR SUS OBJETIVOS?

¿CÓMO PUEDES LLEVAR TU EQUIPO A AUMENTAR SU PRODUCTIVIDAD Y ALCANZAR SUS OBJETIVOS?

Lectura de 7 minutos

La productividad de un equipo durante la primera mitad del año es crucial. Es el mejor momento para hacer cambios en la dinámica de trabajo y evaluar los objetivos pasados aprovechando la energía del año nuevo. Pero hacer que sus efectos sean duraderos es una cuestión de técnica de liderazgo, no sólo de buena voluntad de los miembros del equipo. Entonces, ¿qué puedes hacer? 

Aquí tienes algunas ideas que puedes utilizar. 

  1. Conoce a tu equipo 

Cuanto más profundo sea el conocimiento que tengas de tu equipo, mejor sabrás cómo afrontar las tareas diarias y cómo reaccionar ante los retos. Desde su información biográfica básica hasta las habilidades por las que se destacan, lo que necesitan mejorar y con quién trabajan mejor, toda esta información te dará las herramientas para guiar a tu equipo. 

Si conoces sus habilidades y áreas de mejora, podrás formar equipos equilibrados para tareas específicas. Si sabes con quiénes trabajan mejor, harás que trabajen con las personas adecuadas para obtener los mejores resultados. 

Además, al mostrar a los miembros de tu equipo que los conoces bien, también les harás saber que los aprecias. Al recordar detalles como sus aficiones o los miembros de su familia, podrás construir un equipo más fuerte y feliz.

  1. Deja que tu equipo se apropie de su trabajo, no hagas microgestión

Por muy sutil que sea, hay una diferencia entre estar disponible para tu equipo para guiarlo y microgestionar. Si controlas en exceso cada una de sus actividades y pequeñas decisiones, no conseguirás hacer tu trabajo, y tu equipo no traerá nuevas ideas si siente que vas a rechazar cualquier idea que se les ocurra.  

Un camino mejor es tener una definición clara de las tareas que deben realizar, lo que se espera de ellos y el poder de decisión que tienen sobre sus funciones. 

De esta manera, tendrán un sentido de propiedad sobre los asuntos en los que están trabajando. Se implicarán más en sus proyectos y tomarán decisiones más rápidas y precisas. Al saber claramente sobre qué pueden decidir y qué no, sabrán cuándo pedir ayuda. 

Supongamos que los miembros de tu equipo saben cómo influyen sus decisiones en el rendimiento de otros miembros. En ese caso, también desarrollarán un mayor sentido de la responsabilidad con la empresa y con los otros. 

  1. Dale incentivos a tu equipo

Aunque el salario no sea el principal motor para todo el mundo, es claro que muchas personas trabajan para cobrar y, evidentemente, todo el mundo debe esforzarse por hacer lo mejor posible; pero eso no significa que un pago a final de mes nos haga rendir al máximo. Principalmente porque, una vez cubiertas nuestras necesidades básicas, nuestra necesidad de reconocimiento se vuelve más importante que nuestro objetivo de ganar la misma cantidad de dinero un mes tras otro. 

Establecer un programa de compromiso laboral, que les recompense cuando logren o superen sus objetivos, hará que se comprometan, que prueben nuevas estrategias para mejorar su rendimiento y que disfruten de su trabajo.   

Además, desde que empezamos a trabajar desde casa, los programas de incentivos han ganado urgencia, ya que el vínculo entre el empleado y su trabajo se ha vuelto más etéreo. Antes de la pandemia, teníamos otros elementos que hacían que nos sintiéramos involucrados: los amigos que hacíamos en el trabajo, cómo cambiaban nuestras rutinas, etc. Como estos factores ya no existen, los empresarios deben considerar la posibilidad de despertar esos sentimientos mediante otras técnicas. 

  1. Replantea las reuniones 

Nadie responde “Las reuniones” cuando se le preguntan qué es lo que más le gusta de su trabajo. Las reuniones son útiles y necesarias, a veces son inevitables, pero cuando son demasiadas o están mal gestionadas, se convierten en un dolor de cabeza. La cuestión es que el tiempo que tu equipo pasa en reuniones debe ser realmente productivo. Si sienten que están perdiendo el tiempo, probablemente sea así. 

He aquí algunas ideas a tener en cuenta: 

  • Nunca hagas una reunión sólo para dar información. En ese caso, probablemente un correo electrónico sea más eficiente. Las reuniones innecesarias agotan la energía cognitiva de las personas, energía que necesitan para ser productivas. 
  • Establece un plan, ten claro el propósito de la reunión y cíñete a lo que has planeado.
  • Haz que las reuniones sean lo más breves posible. Si las sesiones son más cortas, garantizas que todo el mundo esté concentrado (en lugar de agotado) y que intente resolver los problemas en los que tienen que trabajar. 
  • Mantén las reuniones lo más pequeñas posible. Las reuniones grandes facilitan que te desvíes del plan y hacen más probable que alguien se pase todo el tiempo callado. Si la conversación se desvía y no se vuelve al tema principal o si alguien se queda callado durante la hora (o las cuatro horas) que dure la reunión, entonces todos perdieron.
  1. Tener métricas comunes y visibles del éxito

Tener un estándar común de lo que significa el éxito para tus empleados facilita la coordinación de sus esfuerzos, ya que sabrán exactamente lo que se espera de ellos. Esta estrategia funciona mejor cuando es visible y está gamificada, ya que surgirá un sentimiento de competencia que les hará esforzarse por cumplir sus objetivos. Esta estrategia es aún más poderosa cuando un programa de recompensas se coordina con las métricas de éxito porque los empleados aprovecharán el impulso del reconocimiento con un propósito claro. 

¿Qué otras estrategias has encontrado para impulsar la productividad de tus equipos? Déjanos saber en los comentarios!

Tendencia de negocios – ¿CÓMO PUEDES LLEVAR TU EQUIPO A AUMENTAR SU PRODUCTIVIDAD Y ALCANZAR SUS OBJETIVOS? 
Por: Ana Maria Enciso, Abril 2021
Editado por: Isabela Rosa

Dejar una respuesta

Su email no será publicado.